01/05/2010 | 1209 lecturas

Cultura adaptará el Museo Carlista para minusválidos un mes después de abrirlo

Socio de Amife en silla de ruedas siendo ayudado para entrar en el Museo

Inicialmente rebajarán la rampa de entrada y pondrán una barandilla. Las mejoras se realizarán tras la visita de ayer al edificio de socios de Amife.



El recientemente inaugurado Museo del Carlismo de la ciudad del Ega reformará parte del edificio para adaptarlo a la Ley de Accesibilidad y Supresión de Barreras después de tan sólo un mes desde que se abriera al público el pasado 23 de marzo. Desde el museo aseguran que la obra se realizará de forma "urgente" y que comenzarán por bajar la inclinación de la rampa de entrada y colocar una barandilla en la cuesta que une la puerta principal y el primer piso con el objetivo de "mejorar tanto como se pueda el museo". Y es que, entre otras cosas, las escaleras para subir de una planta a otra carecen de pasamanos y las personas en silla de ruedas requieren de terceros para acceder al edificio. La Asociación de Discapacitados Físicos de Tierra Estella (Amife) remitió el jueves al museo un informe con todas estas carencias.

Quince socios de Amife y el arquitecto y experto en accesibilidad para personas discapacitadas Miguel Martínez de Morentin se reunieron a las puertas del antiguo Palacio del Gobernador, ahora convertido en Museo del Carlismo de Estella para comprobar de primera mano y analizar técnicamente los problemas de acceso que las personas con discapacidades físicas pueden encontrar al visitar el museo. Así, la primera traba la encontraron en la rampa para minusválidos colocada a la entrada del museo ya que las personas en silla de ruedas tuvieron que pedir ayuda para subir por la cuesta, diseñada con excesiva pendiente. Según aclaró Martínez de Morentin, la rampa "es demasiado inclinada por lo que las personas que van en silla de ruedan necesitan que alguien les dé impulso para subir y, al bajar, aún es más complicado ya que si no se sujeta la silla tendría peligro de vuelco". Además, el arquitecto añadió que a las personas que van en silla manual les resultaría "imposible" entrar debido al desnivel.

Una vez dentro, la segunda rampa que lleva al primer piso del museo carece de pasamanos, imprescindible, sobre todo, para personas que tienen dificultades de movilidad, que necesitan un apoyo fijo para desplazarse. Asimismo, ninguna de las escaleras para subir y bajar al resto de plantas del edificio dispone de pasamanos.

Ya en el primer piso del Museo del Carlismo, los socios de Amife comprobaron que las dimensiones tanto para entrar al ascensor como las del propio elevador eran "muy justas" para que una persona con silla de ruedas pudiera entrar dentro. "La anchura de la cabina es menor a 1,2 metros, que es lo que está establecido en la normativa de accesibilidad, y no permite girar la silla por lo que las sillas de ruedas sólo pueden entrar y salir hacia delante y hacia atrás", explicó el arquitecto. Y es que la salida del ascensor a la exposición temporal que ocupa la primera planta es por uno de los laterales del ascensor, así que los discapacitados que van en silla de ruedas no pueden acceder allí porque no pueden maniobrar en el interior del ascensor debido también a la falta de "pasamanos perimetral", como dijo Miguel Martínez de Morentin.

En cuanto a las salas de exposiciones, los socios de Amife se quejaron de que no hay suficientes sillas para que tanto las personas mayores como las que tienen problemas de movilidad puedan descansar en ellas durante la visita.

Respecto a la adaptabilidad para discapacitados sensoriales, Martínez de Morentin subrayó la falta de contrastes cromáticos para ubicar cada sala y los servicios ya que las paredes y las puertas son de "color claro". El pavimento y las escaleras son del mismo tono y los que tienen problemas de visión "no detectan el desnivel". Por último, el arquitecto quiso señalar la carencia de señalización direccional, informativa y reglamentaria de los baños, el ascensor y las salas.

Al término de la visita los socios de Amife se asombraron de que "una obra inaugurada recientemente no esté adaptada a discapacitados". "Es imposible que hoy en día no nos tengan en cuenta y no hayan probado todos los accesos previamente", comentó uno de los socios.

Pincha aquí para ver la noticia completa en el Diario de Noticias



Colabora Gobierno de Navarra

AMIFE  Asociación de Personas con Discapacidad Física de Tierra Estella

Calle del Puy, 11 bajo | 31200 Estella (Navarra) | Tel. 948 556 685 / Tel. y Fax 948 552 497 | mail: info@amife.es

Amife está inscrita en el Registro de Entidades sin Ánimo de Lucro Provincial con el nº 4148 y en el Nacional con el nº 56292 a fecha del 13 de septiembre de 2001